Focus For Kids

“Para mí, lo más importante es que los niños de nuestra comunidad puedan venir a verlo en persona y le conozcan de primera mano. Que le vean jugar, que le vean entrenar y, con suerte, que pueda inspirar a futuras generaciones de tenistas, futuras estrellas del deporte, gente de negocios, cualquier que simplemente se inspire al ver a uno de los mejores del mundo en su disciplina”, comparte el director del ATP de Washington que se disputará este verano del 31 de julio al 8 de agosto, y al que Nadal acudirá por primera vez.

“Es una figura que trasciende del tenis, trasciende incluso del deporte. Estamos ante una de esas personas que con solo su nombre, solamente diciendo Rafa, ya se sabe de quién estamos hablando”, exulta Mark Ein, el hombre más feliz del mundo desde este pasado jueves. 

Algunos luchan por buscar referentes para los niños de su entorno. Los hay entre deportistas más que en otros ámbitos, no sé por qué.. Ahora tendremos en Tokio a gente como Kevin Durant o la gimnasta Simone Biles, ejemplos de superación y de actitud. Pero hay que hacerles eco en los medios y en tu país o traerlos a tu ciudad. Enfocar la atención de los niños ahí. Porque, si no, autoridades, prensa y otros acabaremos hablando de youtubers y tik-tokers.

Adrianey Arana

Abrir publicación

Perseverance

Mi padre nos obligó a ver la tele a las 2 de la madrugada para asistir a la llegada del hombre a la Luna. Yo tenía 7 años. Nos dijo que aquello era historia. Y lo fue.

Anteayer el ambiente del colegio era parecido con la llegada del rover Perseverance a Marte. Los niños tenían la sensación de algo importante. Se mostraban interesados  descubriendo el sentido de sus estudios: el Solar System, el inglés, la programación y la robótica, las matemáticas, el esfuerzo, el trabajo en equipo y la perseverancia. 

Son los valores que la NASA transmite con los nombres de sus robots elegidos siempre por niños en un concurso de redacción. El anterior fue igual: el Curiosity. El dron alojado ahora en su interior y que sobrevolará la superficie por primera vez se llama Ingenuity. Valores o virtudes o como le llames.

Allysa Carson, la que desde niña se está preparando para ir a Marte en 2031 afirma que “si la opción es no regresar a la Tierra y colonizar el planeta, estaría dispuesta». Dejaría atrás a su padre, Bert, el hombre que ha impulsado su sueño. «Él sabe que todo esto es más grande que nosotros dos».

Seguro que Allysa lo logra. Estudia ya en la Universidad Internacional del Espacio que dirige Aldrin, uno de aquellos primeros hombres que pisó la Luna en el 69.

Ojalá surjan más jóvenes con ese coraje. Sin embargo, lo que se necesita para eso, no son grandes proyectos promotores del talento ni más Allysas que descubran nuevos mundos, sino más padres como Bert. Padres que den alas a la libertad de sus hijos y la respeten porque antes han sabido animarles a que tengan sueños, no solo buen comportamiento y buenas notas.

Volver arriba