Felices años veinte

Acabo de renovar el psicotécnico en un moderno centro recién inaugurado. No es el habitual cuchitril para renovar el carnet de conducir. Es low-cost, pero tiene un amplio y luminoso local, una esmerada atención y buenos profesionales. Su creador es una persona llena de ilusión, esperanza y simpatía. Tiene el corazón y un riñón trasplantados hace 23 años en A Coruña. Cree que el futuro de su sector es hacer las cosas bien y que se puede. Salí de allí “renovado” y contento.

Quién sabe si las empresas del 2050 serán creadas por gente como él que en el 2020 lo tenían todo muy-muy mal. Por chicos que habían suspendido varias en el 2019, que no se portaban bien en el 2018, o estaban enfermos. Jóvenes que ahora "están y viven entre nosotros”. Criados en tiempos inciertos para la educación.

Lo digo porque en este fin de año los listos analistas y las rápidas noticias nos congelan el corazón. Pero tranquilos. Los niños de hoy, ajenos a los problemas, tomarán nota de nuestras caras y de nuestras sonrisas  y verán que elegimos educarles con un corazón un poquito helado pero que seguirán usando ellos en el futuro. Y como dicen Les Luthiers “los que hoy son niños, mañana serán hombres”. 

Felices años 20 "y siguientes". Chin-chin.

 

Deja una respuesta

Volver arriba