Con la abuela

– Hombre, lo único malo de las Navidades es que no puedes jugar con el balón en casa -digo recortando la estrellita número 899.

– Pues yo juego a fútbol en casa -contesta uno mientras dibuja.

– ¿Te dejan?

– Bueno, juego con la abuela. No lo sabe nadie. Pero juega bien.

Deja una respuesta

Volver arriba